Imagen
Los simpáticos y silenciosos conejos se caracterizan por su rápida reproducción: a los 6 a 7 meses ya se pueden reproducir y seguirán haciéndolo por unos 3 a 4 años por lo menos, con 4 a 5 partos al año y unas 8 crías en cada camada. Por ello es razonable el dicho: ¡Se reproducen como conejos!.

Su alimentación es simple: granos por la mañana y pasto por la tarde. Su producto es la carne, la piel y, lo que es muy importante, su guano. Este último, mezclado con el pasto que recibieron de alimento y que no consumieron, se acumula y se transforma en una tierra muy fértil que se destina principalmente a abonar la huerta.
Esconder menú Mostrar Menú Ir hacia arriba
Cargando