Imagen
Las extremadamente trabajadoras familias de abejas nos entregan la preciada miel, aún cuando pueden aportan también otros productos como el propóleo, la jalea real y el polen.

Si una colmena nos reporta unos 40 kilos en la temporada, significa que la producción de miel de una sola familia de abejas podría ser suficiente para abastecer las necesidades de una familia de humanos. ¡Impresionante producción!.

Pero, aún cuando las abejas no produzcan miel, se justificaría tenerlas. Las abejas polinizan diversas especies vegetales y, además, nos pueden enseñar a vivir en sociedad: Su grado y forma de organización, su dedicación al grupo y la ausencia de individualismo llama mucho la atención. Por ejemplo: al picarnos una abeja obrera está entregando su vida por defender su colmena...
Esconder menú Mostrar Menú Ir hacia arriba
Cargando